.................................................
.

Wednesday, June 15, 2005

Ahúmame un salmón, volveré para el desayuno

Como bien saben ustedes, frikazos, todo ser humano, por un motivo u otro, es susceptible de encararse algún día con su gemelo maligno.

Todos, y repito, TODOS, tenemos un Bizarro oculto en alguna parte, ya haya salido de una dimensión alternativa, de un futuro malrollista o de algún lejano planeta donde todos sus habitantes son exactamente iguales a nosotros mismos, sólo que con bastante más mala baba.

Image Hosted by ImageShack.us

A mí todo esto ya me quedo muy clarito cuando en su día me enganché a Enano Rojo, sin saber muy bien de donde había salido aquella serie tan diferente a todo lo que había visto antes ni cómo se lo montaban para concentrar en media hora escasa unos argumentos de ciencia ficción sin concesiones al novato en el género con tanta sal gorda, tanto diálogo guarro y tanto macarreo, porque mira que eran macarras los tíos.

A lo largo de sus viajes por la galaxia, los protagonistas se llegaron a encontrar, entre otros, con sus versiones sibaritas de un futuro decadente, con sus réplicas femeninas de un universo paralelo y con sus yoes malosos, degenerados y sodomitas (sic) procedentes de OTRO universo paralelo.

Sí, a los guionistas de esta serie les iba el rollo de los universos paralelos. Tres puntos para ellos.

Pero de todos esos encuentros el que quizá haya dejado mejor sabor de boca entre el fandom fue el protagonizado entre Arnold Rimmer, el holograma estirado, miserable y cobarde, y la versión heroica y, en una palabra, perfecta de sí mismo: Ace Rimmer, el héroe estelar, el salvador de mundos, el apuesto conquistador. Menudo tío.

Tres han sido hasta el momento -estoy empezando a devorar la octava y última temporada- las apariciones del personaje, todas ellas aplaudidas a rabiar por el público asistente a la grabación de la serie y créanme si les digo que les entiendo. Yo también amo a Ace. Y le amo precisamente porque desde el primer episodio a todos nos quedó claro que el Rimmer original, el que acumula todos los defectos, iba a convertirse en el protagonista absoluto de la serie a pesar de haber sido creado inicialmente como mero pierrot a medida de Dave Lister: el antihéroe espacial guarro, proletario y amante del curry que se suponía que era el que iba a molar. Y por si a alguien le cabía alguna duda, no fue así.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Admitámoslo, a los que vemos ciencia ficción, y a diferencia de los que disfrutan con, no se, Los Puentes de Madison, nos es más fácil identificarnos con un tipo lleno de defectos que con un héroe atiborrado de perfección. Todos preferimos a Han antes que a Luke, a Spock antes que a Kirk. Nos divierte verlos hasta el cuello de problemas en los que se han metido sólo por ser como son y esa es precisamente la clave del tremendo éxito de Ace: en cada una de sus apariciones se las apaña a las mil maravillas para mortificar al pobre Arnold, recordándole todo lo que podría haber sido y reflejando cada uno de sus defectos en una imposible ausencia de los mismos.

Y es que nuestro verdadero gemelo maligno, al que vamos a odiar con todas nuestras fuerzas y cuya mera irrupción en nuestras vidas debemos temer con más motivo no es ni mucho menos la clásica replica de nosotros mismos sólo que con la piel un pelín mas oscura, el pelo un poco más grasiento y muchas ojeras. No se frotan las manos mientras planean destruir o apoderarse de nuestras vidas. Joder, pero si ni siquiera les caemos mal.

Nuestros auténticos reversos tenebrosos son simplemente mucho mejores que nosotros.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Ya sea por una serie de elecciones mucho más afortunadas que las que en su momento hicimos o por un mejor uso de su –nuestro- potencial disfrutan de un éxito que nosotros nunca hemos saboreado, poseen inagotables reservas de carisma y, aunque básicamente tienen nuestra misma cara, disfrutan de un incomprensible éxito entre el sexo opuesto. Tienen una sonrisa encantadora, un peinado que nunca pensamos que nos sentaría bien y una increíble capacidad para combinar los colores de su ropa.

Y lo peor de todo es que les caemos bien.

Nos tratan como a hermanitos pequeños, como ensayos fallidos de lo que ellos mismos son y hasta es probable que vean en nosotros cualidades que nunca hemos creído poseer. No pretenden suplantarnos porque sus vidas son infinitamente mejores que la nuestra, aunque seguramente todos nuestros amigos –y tal vez hasta nuestra pareja- les ayudarían a hacernos desaparecer silenciosamente y les entregarían gustosos las llaves de nuestro apartamento. Tal vez hasta le devolverían todas los discos que les prestamos hace años y que no soñábamos volver a ver.

Hagan como yo y recen para que sus caminos nunca se crucen con los de su particular versión oscura, porque ante esta clase de oponentes sólo hay una defensa posible:

-“Sí, vale, ¡pero seguro que es gay!”

6 Comments:

At 3:38 PM, Anonymous Fontxo! said...

Hohoho,imaginas que sería de la trilogía"El ejército de las tiniblas"si no hubiera habido de por medio un tal Evil Ash?

Prometo ponerte algo más la próxima vez,pero es que hoy llevo prisilla,mi buen Stevie...

Me dejaré caer por aquí más a menudo,si el tiempo me lo permite...

Ah,frikada de camiseta que se ha comprado mi coleguilla Kike en el mercadillo de Fuencarral..con la face de Clint Eastwood!
Voy a comprarme 3 ;)

 
At 3:41 PM, Anonymous Lola said...

El enano rojo era una de mis series favoritas! ayss,´que la ponían en el canal sur, eh? jajaja

besitos, pepóooon

 
At 2:31 AM, Blogger xavi said...

levantarme, llegar a la tienda, y leer esto.

es un buen despertar.

te sigo, tío, ma molao...

 
At 3:31 AM, Blogger pablazo said...

tio, no se ha hablado lo suficiente de este tema, pero es que es la picha. Es todo verdad. Todo lo que dices sobre nuestro yo maligno (o benigno) es cierto, y además, das en el clavo con lo de "y ademas les caemos bien".

Pero nunca habia reflexionado sobre el hecho de que ellos son otra version de nosotros mismos.. q caña!

En la pelicula "adaptation" (cojonuda) se deja superclaro esta teoria! y fue por una de las razones por las que me flipó!! el hermano gemelo del protagonista, un tipo mediocre a los ojos de nuestro héroe, es un genio para el resto del mundo, y lo mejor es que .. él ama a su hermano!!!

Encima, el hecho de que sea su hermano gemelo, apoya tu teoria de que en realidad son otra version de nosotros mismos.

Viva kauffman.

 
At 5:38 AM, Anonymous infante said...

Un día decidí, cansado de que mi alter ego maligno se llevará a todas las chicas y fuera el alma de las fiestas, ponerle en evidencia.
Reuní a todos mis amigos y conocidos y me dispuse a contarles como "MI OTRO YO" en el fondo no era sino un ser artificial creado por mí.
De repente ellos se echaron sobre mí y me inmovilizaron en la mesa
-¿Que haceis cabrones?,soltadme!
-Lo siento-dijo uno de ellos-Ya nos avisaste de que esto podía pasar y nos diste instrucciones para ello
-¿que dices tío ,estás loco?yo soy el verdadero eduardo!
-Tambien nos dijiste que dirías eso.


y me cortaron las pelotas.

 
At 6:03 AM, Blogger Dr Zito said...

Con la excusa de hablar del Enano Rojo se ha marcado usted una reflexion existencial de primer orden.
O es al reves?

 

Post a Comment

<< Home