.................................................
.

Sunday, July 17, 2005

Hoy tengo el día gafapasta



Si han tenido ustedes la suerte de ver en acción a alguno de los grandes cómicos stand up norteamericanos tal vez hayan reparado en el hecho de que muchos de ellos se resisten a emplear lenguaje malsonante y a tocar ciertos temas escabrosos.

Y alguno, sobre todo mi Pepito Grillo particular en lo que a mi persistente gringofilia se refiere, podrá echarle la culpa de todo eso a la doble moral y a la mojigatería de una sociedad que además no tiene cultura propia ni sabe exactamente donde queda nuestro país. Lo de siempre, vamos, sólo que tal vez un poco más ridículo y desinformado de lo habitual si tenemos en cuenta que el concepto que se tiene por aquí de stand up no va más allá de lo visto en El Club de la Comedia y que además, y con demasiada frecuencia, se critica esta forma de hacer humor por venir de fuera mientras se defiende la calidad –por otra parte innegable- de humoristas patrios como Gila.

Sí, aquel señor que hacía monólogos, ¿se acuerdan?

Sin embargo, a poco que lean alguna entrevista sobre métodos de trabajo de alguno de esos cómicos de los que les hablaba antes descubrirán que las razones para no soltar tacos en sus actuaciones tienen muy poco que ver con la moral y mucho con la creencia de que si necesitas decir “mierda” para que un chiste funcione entonces es que no estas contando un chiste.

Por eso y porque nadie hasta ahora ha sido capaz de decir “mierda” como lo hacía Richard Pryor.



Confieso que llevaba mucho tiempo queriendo subirles unos clips de Pryor, porque de hecho este apartado cómico del blog se creo con él en mente, pero ya saben, la tarea de seleccionar, comprimir y subtitular a veces se hace pesada. Menos mal que el señor Werden tuvo el detalle de animarme a seguir con lo mío, así que por hoy van a permitirme que me explaye un poquito sobre un hombre que, a pesar de ser más conocido aquí por una carrera cinematográfica bastante irregular, todavía disfruta del respeto y la admiración de varias –si no todas las- generaciones de cómicos que de verdad conocen las raíces de su oficio.

Y es que Pryor, además de un tipo muy divertido, fue pionero en muchas cosas. Les recuerdo que antes de que él se atreviera a utilizar la palabra nigger en escena, los humoristas negros –que los había, ojo- estaban obligados a agachar la cabeza y bromear sobre el color de su piel diciendo cosas como “no es que sea, negro, es que la iluminación del local es muy potente”.

Sus ácidos comentarios sobre diferencias raciales, su capacidad para usar palabrotas sin que estas terminaran dominandole ni a él ni a su discurso, la energía que desplegaba en el escenario y su capacidad para convertir en chistes incluso los momentos más trágicos de su vida privada convierten sus discos y los videos de sus actuaciones en directo en verdaderas joyitas para cualquiera, desde los que disfrutan con la buena comedia como aquellos que opinan que los monólogos que escriben los guionistas del Club de la Comedia para Quique Sanfrancisco constituyen una muestra de humor inteligente.

Por si les pica el gusanillo, aquí les dejo tres clips, que hoy estoy generoso. Los dos primeros pertenecen al Live in Concert, uno de sus mejores momentos profesionales, y el tercero a una actuación en la que, tras sufrir un accidente en el que sufrió graves quemaduras en todo el cuerpo mientras preparaba una solución bastante volátil de cocaína, volvía a los escenarios a reírse, como siempre, de lo idiota que podía ser a veces.

¡Serpiente!
Blancos simpáticos
Nena, estoy ardiendo

Ah, y el zip autoextraible -por eso la extensión .exe, no teman- con los subtítulos de los tres clips lo tienen aquí.

5 Comments:

At 12:33 AM, Blogger Queco said...

Richard Pryor, ¡qué grande!

 
At 6:08 AM, Anonymous polares said...

mmm... suelo equivocarme siempre pero con la honestidad que me caracteriza:

A ver espero q no suene racista esto, pero el humor de los negros de la stand up comedy es casi siempre muy parecido son como los humoristas "andaluces" por decirlo así..lo basan casi todo en la exageración...pero bueno el pryor (cuyas peliculas detesto bastante) tiene en esos gags q nos ofreces, ciertos momentos
aunque reitero: la mayoria de las veces no me hacen puta gracia...debe ser q no tengo sentido del humor...je je je
pero bueno si lo comparas con el club de la comedia el tipo es un autentico genio...

 
At 2:46 AM, Blogger werden said...

humm... me voy a quedar sin verlo ahora que tengo que entrar a currar, pero ganillas tengo. Aun recuerdo una actuación suya con el gag ''el primer hombre que pisó el sol'' ¿donde era? ¿en Dinamite Chiken?.

Oiga, yo aborrezco el club de la comedia y su formato, primero porque es algo terriblemente burgués, te vas al garito, te sientas y sale un tipo a entretenerte con los comentarios divertidos que te faltan para hacer de aquella ''una noche perfecta'', segundo, porque es un humor dominado por los semitas y muy irónico, (cuando no es una concatenación de chistes sin más y no es nada), que nos es totalmente ajeno y viendo al personal de aqui, inalcanzable, (ni nos sale ni la mayoria se reiria si lo hicieran bien), tercero porque hasta el andaluz más triste es capaz de superar a los pánfilos e ineptos del club en una reunión espontanea de jocosidad democrática. Cada uno pone al día al otro y sus avatares, (normalmente patéticos, desgraciados y hasta subdesarrollados) sin escenario y con sus copichuelas exigen ser contadas de forma cómica para reirse de uno mismo y alejar la dureza de los males, aunque desde fuera puede parecer que estamos todo el dia de coña y que somos vagos e indolentes. Es que siempre hemos sido pobres para ir de club...

A ver como se lo explico, un amigo tiene hemorroides, pues poco nos pudimos reir cuando declaró su intención de ''salir del armario y dejar de sufrir en silencio'', perlando esto con todos los tópicos y eufemismos (anales) de la publicidad, hablando de sus venas anorrectales como otro yo siamés con una expresividad y caracter de aventura que ya quisieran los comediantes del club ese, y es que la almorrana y su tratamiento tiene lo suyo, me enteré de la existencia de las pomadas mentoladas con la cantera que suponen. 10 minutos de risas, gratis y sin darse importancia, que tácitamente le tocaba a otro, que creo que fui yo con cierta época en que tenía que cazar comida de las sobras de un comedor universitario para sobrevivir, ¿triste? Bueno, en su momento no me reia mucho, pero sobrevivi y lo que nos reimos de los pesares, que nunca estamos libres de su llegada o retorno.

En los ultimos años, encuentro cierto arriago del mal stand-up comedy que hemos importado para catalanes y personas sosas entre la población, pero suele ser gente joven más abierta a la novedad, (que pueden ver más allá que Gandia y Eugenio, monstruos propios que no hemos de olvidar), que la verdad es que andan perdiendo este don de nuestra etnicidad que nos hace tan neustros...(vamos, que son unos saborios)

Y que hay que ser un aburrido para quedarte en casa viendo como en un escenario uno cuante cosas divertidas de la cotidianidad mientras figurantes hacen como que están de fiesta con nuestra cantera y sacrosantos lugares aun abiertos donde el humor es democrático y ecuménico y el cubata esta a 2 euros.

Ah, y Dios bendiga a Richard Pryor.

 
At 6:54 AM, Anonymous Taronjeta said...

Bueno, despues de este comentario esto va a quedar un poco así, pero...

Eres el mejor. Menuda sorpresa esta mañana.

 
At 4:27 PM, Blogger werden said...

Ya tiene usted una respuesta aquí:

http://werden.blogspot.com/2005/07/stevie-j-cannel-jr-blog.html#comments

y en todo caso, nos remitimos aquí para cualquier comentario más, ''hay que darle al post lo que es del post''

¿no era así la frase?

 

Post a Comment

<< Home