.................................................
.

Tuesday, July 19, 2005

NerdCon 2005

Ayer me pasé el día entero preocupado por este post del que les hago entrega en estos momentos. No porque pensara que no iba a superar los por otra parte ínfimos niveles de calidad a los que les tengo acostumbrados, sino porque hoy tenía la intención de inaugurar OTRA categoría en este blog. Sí, han leído bien, otra categoría a la que, como a todas las otras que he empezado antes por aquí, le auguraba menos futuro que al universo Marvel 2099.

Menos mal que, finalmente, creo que me las voy a apañar para conservar una pizca de dignidad. O no, ya me lo dirán ustedes cuando terminen de leer.

El caso, y para que no se diga que me guardo las cosas, es que la famosa categoría que presentaba hoy era la de Películas de las que podría haber salido un estupendo videojuego en los ochenta, título este que me hacía sentir doblemente orgulloso: primero por lo rebuscado del concepto y segundo por haber sido lo suficientemente previsor en su momento para no creado esta bitácora en blogia.

Y para inaugurar la sección les traía todo un clásico de las películas de adolescentes ochentosos con ramalazos ci-fi: Mi Proyecto Científico, cinta sobre el descubrimiento accidental de un artefacto alienígena que sirve para crear vórtices temporales por parte de un par de tarados de la mecánica y los coches. Como les digo, un perfecto ejemplo de un (sub)subgénero que tiene sus mejores momentos en títulos como Regreso al Futuro, La Mujer Explosiva o la tardía Las Alucinantes Aventuras de Bill y Ted.



Bastante menos conocida que esas otras que les acabo de citar y que todos ustedes recuerdan muy bien, Mi Proyecto Científico oculta bajo su tufillo a película del montón gran número de aciertos, desde unas cuantas referencias/homenajes de esas que tanto les gustan a ustedes hasta un Dennis Hopper enloquecido y mucho bizarro. Todo ello sin olvidar una banda sonora con algún que otro suculento tema nuevaolero, una nerd que nunca llega a transformarse como por arte magia en una tía buena al quitarle las gafas –no me dirán que, para el genero, no es innovador- y un clímax que, como les decía, daba para por lo menos siete niveles de juego con sus respectivos jefes de final de fase.

No les quiero spoilear nada por si acaso han malgastado su juventud en la trilogía de los colores de Kieslowski y no han tenido ocasión de ver esta pequeña maravilla, pero háganme al menos el favor de imaginarse una ultima media hora de película de adolescentes en la que los protagonistas se abren paso por diferentes ubicaciones espacio-temporales liándose a tiro limpio –de nuevo reinventado el género, si señor- con trogloditas, gladiadores, tropas del Vietcong, mutantes nucleares y hasta un t-rex de muy aceptable factura.

Ahora conviertan esa imagen mental en píxeles del tamaño de puños, añádanle media horita de carga y escríbanme una nota alabando mi buen juicio.



Pero como les decía, y a pesar de mi acertado razonamiento, al final encontré la forma de transformar este post en algo que no me dejara cargado de obligaciones futuras y, aprovechando la coyuntura, decidí echar un vistazo a los verdaderos concursos de ciencias de los institutos yankis, auténticos territorios naturales de los nerds, donde ni sus más voraces depredadores se atreven a cazarlos. Sí, esos concursos que tanto ustedes como yo estamos hartos de ver en toda clase de películas y series y que, como suponía, me confirman una vez más que la realidad supera con creces a la ficción.

Iba a postearles una selección de fotos para que descubrieran por si mismos los maravillosos especimenes de antropología nerd que se reúnen en estos saraos, pero creo que será más divertido si se sumergen ustedes en tan apasionante mundo a través de las galerías que les dejo aquí, aquí y aquí. Únicamente me reservo el privilegio de mostrarles una foto del proyecto de ciencias tarugo y borderline por excelencia: EL VOLCÁN.



Ah, y de regalo un link donde, por si acaso están a punto de ser suspendidos en ciencias –con la consiguiente pérdida de su beca de deportes- pueden ustedes COMPRAR un práctico kit para terminar su proyecto a tiempo antes de la fiesta de graduación.

Y próximamente, un post sobre los concursos de deletrear, ese otro evento académico yanki de cuya existencia seguro que también han dudado alguna vez todos ustedes.

Oh, vaya. Otra categoría.

Ya lo he vuelto a hacer...

6 Comments:

At 2:07 PM, Blogger Dr Zito said...

Oiga, yo me vi la trilogia de Kiewloski en mi juventud y aqui me tiene, tan perjudicado como el que mas.

 
At 5:21 PM, Blogger Hijo Tonto said...

Stevie, ya me sé qué a estas alturas le sonará subjetivo, pero que bonito post se ha despachado. Me he reído montones.

Dr. Zito, usted todavía puede reivindicarse. Si quiere, claro.

 
At 6:40 AM, Anonymous polares said...

EEUU no es un país.
Es una gigantesca convención de NERDS...el mundo gobernado por cerebros hiperexcitados por exceso de ingestión de calorias rápidas y azucares...
:_(

 
At 8:40 AM, Blogger Neikos said...

xo los concursos d deletrear tp son un mito?!! me dan miedo...

 
At 2:44 PM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 3:18 PM, Blogger Iza Roberto said...

This comment has been removed by the author.

 

Post a Comment

<< Home